Dada la responsabilidad por emitir siempre resultados analíticos que permitan un eficaz diagnóstico, pronóstico, control de la evolución, control del tratamiento y prevención de las enfermedades, el Laboratorio Clínico dispone de un estricto sistema de control de calidad, encaminado a proporcionar la suficiente confianza en los servicios que brinda. En este sentido, al satisfacer de manera absoluta y precisa las necesidades médicas, dicha eficiencia termina traduciéndose en mejor atención al paciente.

El Laboratorio tiene un programa de control de calidad interno que propende asegurar, a través de patrones de medición se garantice la calidad de los resultados. Esta medida se cataliza empleando sueros controles de reconocidas casa comerciales y apoyándose en el software de autoanalizadores de última generación.

 

De igual modo, existe un programa de control de calidad externo que consiste en evaluar la precisión  de los resultados mediante la contratación de  organizaciones  nacionales e internacionales.